Cool kids don’t age

La semana pasada cumplí años, 19, siendo exactos. Primero que nada quería darles las gracias a todos los que se tomaron el rato para escribirme, de verdad, you are loved. Pero, más importante aún, quería tomar esta ocasión para contarles un poco de lo que fue mi último año de vida.

Hace un año era un estudiante de priemr año en la U, inocente, súper perdido y totalmente en blanco con lo que quería para mi vida. Estaba seguro que quería estar en la industria de la moda, que quería contruir mi vida al rededor de eso, pero las cosas parecían simplemente no darse. Estudiar diseño de modas no era una opción viable al momento y la verdad sentía que no tenía forma de lograrlo. Siempre había querido un blog, pero tampoco sabía por donde empezar y de verdad era un tema que me mantenía despierto hasta altas horas de la noche, con esa espina en el alma, sintiendo que no podía ni sabía que hacer, queriendo cumplir un sueño, sin saber por donde empezar a soñar. Pero de un momento a otro, caído del cielo, todo cambió.

Processed with VSCO with 1 preset

Era mi cumpleaños, literalmente, era el 30 de abril del 2016 y tenía clases todo el día en la U. Esstaba en la última clase, Intro a Comu, con uno de los profes más increíbles y perfectos de esta tierra cuando sacó una sorpresa que de ya esperábamos. Cada vez que alguien cumplía años, el llevaba un queque y todos cantábamos. Nunca he sido fan de que me canten cumpleaños, like, what do you do cuando estan cantando?! Awkward as fuck. Pero me calmaba que otra compañera también cumplía años y bueno, carga disipada. Todo bien. Era un hermoso queque con un dinosaurio verde encima, todos cantaron y ya yo estaba listo para volver a sentarme, cuando dice el profe “Yo tengo otra sorpresa para Esteban” y en ese momento Esteban se quedó frío. Detesto las sorpresas, eso no saber, la incertidumbre, me mata. “Vos conocés Traffic?” me preguntó, en silencio asentí “Se quien es Leonora (who doesn´t?) y he leído la revista un par de veces, es la mejor que hay acá de moda…pero no se nada más, por qué?” Lo que pasó siguiente, no recuerdo las palabras exactas, pero ciertas frases quedarán conmigo para siempre “Conozco al editor… le conté de vos…. entrevista…pasantía para trabajar con ellos” y en ese momento fue como de película, deje de escuchar todo, de poner atención y mi mente simplemente fue blanco. Todo lo que me había preocupado, por lo que había estado rogando hacía semanas, en ese momento había llegado a mi como un regalo divino. Y en ese momento mi vida cambió.

Por supuesto tuve que pasar todo el proceso de entrevistas y pruebas, aprender como llegar a Escazú desde mi casa y convencer a mis papás de que me dejeran hacerlo. Y en el momento en donde me dijeron que me habían aceptado, yo me sentía como que había ganado el Oscar o Grammy más peleado de la temporada. Algunas cosas fueron difíciles, como en todo, pero yo estaba en cielo, cada minuto de las más de dos horas que duraba en llegar a casa por las presas al final del día valía la pena. La gente que conocí ahí, mis jefes, los demás chicos de la oficina, todos los que conocí en el camino, a cada uno de ellos los recuerdo con todo el cariño del mundo y les agradezco todo lo que hicieron por mi. Estar ahí me enseño demasiado, reafirmé mi amor por la moda y la industria y me impulsó a comenzar el blog, a creermela, a intentarlo. Al fin y al cabo lo peor que puede pasar es fallar, pero si fallas, sigues adeltante sabiendo que lo intentaste. Si nunca pruebas, sigues adelante, pero siempre con la duda de “que habría pasado si…?”

Processed with VSCO with 1 preset

A lo que quiero llegar es a que, hoy, hace un año, yo era un muchacho corriente de universidad, con una vaga idea de sus sueños y sin idea de como lograrlos. Al día de hoy, tampoco se bien como voy a lograrlos, pero se que comencé. Hoy hace un año, estaba en la U, acostándome tarde por trabajos y proyectos. Hoy, sigo en la U, sigo acostándome tarde pero puedo decir que tuve un año increíble. Trabajé con las personas más impresionantes de la moda acá, escribí para la mejor revista de moda de este país y tengo a mi pequeño bebé que es este blog. Hace un año no tenía nada de eso y hoy no lo cambiaría por nada.

Resumiendo, quiero agradecer a todas las presonas que fueron parte de mi año, de verdad, a cada una de ustedes, los amo y les gardezco todos. Pero también quiero decirles, quiero que lo intenten, que sigan sus sueños, que busquen la forma que rueguen al cielo, si esta destinado a pasar, pasará. Yo se que aveces es súper dificil, que parece imposíble de lograr y quizá si es imposible, pero alguna vez fue imposible imaginar que un aparato pudiése volar de un continente a otro, o que los carros funcionaran con energía eléctrica. Quizá vos no crees que podés lograrlo, pero yo creo que si de verdad querés algo, vas a podér lograrlo. Yo creo en vos.

Finalmente, este shoot lo llamé “Cool Kids dont Age” porque hay una característica que los niños comparten y me encanta. Ellos creen, para ellos, siempre hay una forma, si se puede lograr. Nunca hay que olvidar eso, hay que creer como un niño, creer que podés.

Gracias, una vez  más, por estar aquí conmigo en los inicios de esto, siempre se los agradeceré.

Processed with VSCO with 1 preset

Fotografía: Sophie Murillo

Chaqueta: Pull&Bear

Pantalón: Simán

Zapatos: Bershka

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s