Sleep Deprivation: Who is she?

Hoy en día la falta de sueño o las malas rutinas de sueño son como el pan de cada día, especialmente para los jóvenes y los adolescentes. Siendo sincero, yo mismo esta semana he dormido menos de seis horas por día. La conciencia sobre esto es una de esas que es a medias, como mucha gente con el reciclaje, en donde es como “Ah si! Yo reciclo… cuando estoy en la casa, o cuando me acuerdo, etc…“ y al final no reciclamos realmente. Con el sueño pasa lo mismo: “Ah si, anoche dormí mal pero hoy me acuesto temprano…“ y plot twist, no lo hacemos. 

Ahora, esto esta todo mal. Sabemos que dormir mal nos pone de mal humor, nos da más hambre, estamos más lentos… Pero estar privados del sueño realmente es algo que puede ser peligroso por las consecuencias a corto y largo plazo, por eso, hoy les voy a contar de las más comunes y por qué es importante tomarse el tiempo para dormir. 

Las principales consecuencias de dormir mal, a las que se agregan el mal humor, lentitud de reacciones y falta de ganas de vivir, son algunas como problemas de memoria en donde al no dormir no se forman las conexiones que conectan nuestras neuronas y eso nos afecta en el procesado de vieja y nueva información. Además de eso, nuestro sistema inmunológico se debilita y tenemos mayor riesgo de padecer diabetes y obesidad porque nos afecta en la producción de insulina y el desbalance hormonal afecta el sentido de que tanta hambre tenemos. Y la lista puede seguir y seguir, pero no quiero deprimirme más. 

Yo sé que cuesta sacar tiempo, yo realmente se que la vida a veces no da. Pero no vean el dormir como una perdida de tiempo o un tiempo que tengan que sacar, véanlo como una inversión, como un esfuerzo por ustedes, por su salud, por su calidad de vida. Lo mínimo que un adulto joven entre los 18 y 25 años debe dormir es entre 7 y 9 horas y un adolescente entre 14 y 17 es de 8 a 10 horas. Yo a veces no duermo ni cinco. Pero estoy haciendo mi esfuerzo por organizarme y cambiar eso, si yo puedo, yo sé que vos también.